Buscar
  • anayogaiyengar

Yoga en verano

Ay el verano... me encanta... debe ser que todavía tengo los recuerdos de cuando era niña y los veranos eran, o me parecían, larguísimos. Tuve la suerte de vivir en la costa y disfrutar todos los días del mar, algo que a día de hoy echo mucho de menos.


El verano era la época en la que cambiar de hábitos, me levantaba más tarde, las comidas en casa eran diferentes, el ritmo era otro. Y eso está bien. El desconectar, hacer cosas diferentes, otro ritmo es imprescindible para resetear y hacer un paréntesis en la general "monotonía" del invierno.


Pero, ¿desconectas de todo? ¿cambias totalmente de hábitos? De lo que te viene bien, de lo que te nutre, de lo que te hace feliz y proporciona bienestar, ¿también desconectas?

En verano cambiamos el ritmo y eso es también aplicable a nuestra práctica de Yoga. El Yoga es un completo estilo de vida y si de verdad estás implementando todo este sistema que es el Yoga en tu vida te darás cuenta de que solo se requiere de adaptación para poder seguir practicando incluso asanas.


En las épocas más calurosas y más familiares para muchos de nosotros es muy fácil caer en la tentación de las famosas excusas: "es que me tengo que levantar muy temprano si no quiero tener calor", "es que tengo a los niños conmigo", "es que hemos quedado para una barbacoa", "es que no voy a estar en mi casa", "es que no me voy a llevar los ladrillos a la playa..." en fin, llamadme exigente pero son excusas.

Y lo digo con conocimiento de causa porque yo ya he pasado por esa época hasta que de verdad me comprometí conmigo y mi práctica hace años y deje de caer en la trampa.


Si quieres practicar de verdad, te levantarás temprano o te acostarás tarde practicando; si tienes a tus niños, los tendrás a tu lado, se te subirán encima o te "robarán" el ladrillo pero practicarás; si has quedado para la barbacoa pues te organizas y antes o después practicas un ratito; si no vas a estar en tu casa, pues donde puedas te haces un huequito; si no te vas a llevar los ladrillos a la playa, pues no te los lleves, practica sin ellos.


Las prácticas podrán ser más cortas, más restaurativas, más adaptadas a tu energía, al ritmo de tu vida. Tus posturas podrán ser más fundamentales, sin complicaciones. Las que conoces de verdad, las que no te generan dudas en su puesta en marcha.


Y si de verdad, siendo honestos con nosotros mismos, no podemos o no queremos practicar un día, que sea con la certeza de que tomamos la decisión desde la consciencia y no pasa nada. Porque el Yoga no es una obligación, es una liberación que para su entendimiento requiere de disciplina pero también de desapego y la combinación de ambos términos es el equilibrio que va a proporcionarnos esa paz ansiada por tantos.


Te animo a que sigas adelante, practica, en verano, en invierno. Merece la pena. Pero hazlo de verdad, desde dentro. Disfrutando, con sentido común. Y si necesitas una guía, puedes contar conmigo, estaré encantada de poder guiarte en este largo camino de transformación.


#yogaiyengarespaña #yogaanacanelada #yogavillafrancadelcastillo #yogavillanuevadelacañada #yogavillanuevadelpardillo #yogamajadahonda #yogalafinca #yogavaldemorillo #doyourpractice #yogamum #yogaenverano #yogasiempre


28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Tiempo