IMG_20200226_103118.jpg

MI HISTORIA

Mi primer contacto con el Yoga fue en 2005. Asistí a una clase de Hatha Yoga porque había algo que me llamaba la atención… pero fue realmente en 2008, cuando  conocí a mi maestro Prasad Rangnekar, en un seminario de Hatha Yoga en Múnich, lo que de verdad me abrió los ojos a esta maravillosa disciplina. 

Tras aquel seminario, mi práctica se intensificó al igual que mi interés por una enseñanza de calidad. En Holanda, descubrí la metodología de B.K.S Iyengar y supe al instante que había encontrado mi camino en el Yoga. La precisión en la ejecución de las asanas y la profundidad en el estudio de las mismas me cautivó. 

Ya en Oxford, Inglaterra, mi profesor Toby Lockyer, me animó a prepararme como profesora de Yoga Iyengar viendo mi gran interés y necesidad de explorar más allá de lo que la clase me ofrecía. Una formación que, por casualidades de la vida, pude realizar finalmente en Madrid con mi profesor, Ramón Clares en Yoga Center Madrid.  

Y así comenzó esta aventura y dedicación a lo que más me gusta, después de mi familia en la que se encuentran mis tres soles que copian a su madre cuando practica y que aún sin ellos saberlo, están beneficiándose de todo lo que el Yoga aporta en casa. 

A lo largo de estos años he tenido la fortuna de asistir a clases y aprender con los nombrados Prasad Rangnekar en Múnich, Toby Lockyer en Oxford y Ramón Clares en Madrid pero también en Holanda con Sarah-Jane Rawkins y Sumati Nair, Sheila Hasswell en Inglaterra, Bobby Clennell y Michelle LaRue en Nueva York, Tais Gil y Fernando González en Madrid. Gracias a la metodología on line he podido realizar talleres con Eyal Shifroni y actualmente sigo practicando con Silvia Jaén y Jorge Caballero además de haber añadido la práctica de Ashtanga Yoga en mi camino.   

Es enormemente satisfactorio poder dedicarme profesionalmente a la enseñanza del Yoga, algo que hace años no habría imaginado puesto que mi vida laboral se ha desarrollado en otros mundos muy dispares como el ámbito legal y el mundo del turismo. Y ahora, desde hace ya unos años, con mucho cariño, respeto y humildad, enseño a mis alumnos a practicar Yoga siguiendo la metodología que el gran Iyengar desarrolló para, con constancia, dedicación y paciencia pero sin rigidez ni dogmatismos y siguiendo mi independencia a la hora de enseñar, poder alcanzar un bienestar general tan necesario para todos. 


Soy profesora de Yoga Iyengar certificada por la Asociación Internacional de Profesores Yoga Sananda (AIPYS).

Estoy igualmente formada en Filosofía del Yoga por Yoga Prasad Institute de India y sigo en constante aprendizaje y formándome en relación con los textos yóguicos, la aplicación del Yoga a la vida diaria, anatomía, biomecánica... 

Pero recuerda que el verdadero maestro es la práctica consciente, consistente, constante, amada y disfrutada ;)

Han hablado de mí en…