Buscar
  • anayogaiyengar

El YOGA, en mayúsculas, no es para todo el mundo.

Te ha sorprendido el título? Lo entiendo. Pero es que es verdad, no es para todo el mundo. Determinados estilos, metodologías de enseñanza del Yoga como el Yoga Iyengar son accesibles para todo el mundo pero mi experiencia como compañera, como alumna y como profesora me ha mostrado que el Yoga, como sistema completo que es, no es para todo el mundo.


Se necesita de mucha determinación y compromiso para emprender el camino del Yoga. Y no todo el mundo la tiene, seamos honestos.


Qué buscas en el Yoga? Estiramientos, una rato para tí, aprender a ponerte cabeza-abajo? Vale, bien, un gran paso para empezar a cuidarte y responsabilizarte de tu salud y el Yoga es tan fantástico que incluso si solo buscas eso, te lo da. Pero decía Iyengar que una práctica de Asanas (posturas de Yoga), sin el respaldo de la práctica de los ocho pasos del Yoga que Patanjali describió en Los Sutras, entre ellos Yama y Niyama (hablaremos de ello más adelante), todo se reduce a una mera acrobacia. Y es así.


La práctica de Yoga, con mayúsculas, es una práctica que se mantiene 24 horas, que se palpa en la relación que mantienes contigo mismo, con los demás, con lo que te rodea, con tu estado de consciencia, con tu honestidad, con tu filosofía de vida.


Un practicante de Yoga interesado en conocer realmente el camino yóguico, no se queda limitado en lo físico, no se aburre al cabo de un tiempo, no intenta abordar posturas que no se ha ganado con su esfuerzo y comprensión, no hace trampas en las posturas, no se engaña para no practicar, no se pone excusas. Sino que es disciplinado, tiene fe, es tenaz y perseverante en su práctica regular sin interrupciones.


Y cómo descubre uno que quiere estar en este camino? Pues uno muestra interés porque le duele la espalda, porque es curioso, porque le sienta bien la clase... y eso ya es un gran paso. Cuando pasa un tiempo, el Yoga va haciendo de las suyas y descubriéndonos (si prestamos atención) que lo que pasa en la esterilla es un reflejo de lo que pasa en nuestra mente y en nuestra vida. Vamos tomando consciencia y poco a poco, con pasitos de bebé, vamos avanzando tanto física como mentalmente en el entendimiento de porqué se hacen las Asanas y porqué me siento tan bien tras la clase... y entonces unos están preparados para seguir avanzando y otros siguen en este punto, que ya es fantástico, o por el contrario no se encuentran preparados para seguir con este compromiso.


El compromiso con la práctica de Yoga es un compromiso con uno mismo y el beneficio es para uno mismo, la transformación es individual, personal. A nadie más le va a importar. Lo haces por tí y para tí.


Por eso el Yoga, en mayúsculas, no es para todo el mundo. Sí, accesible, pero el compromiso con uno mismo no está al alcance de todos.


Pero no te asustes, como te decía al principio, el Yoga es tan fantástico que incluso si solo lo practicas por sus beneficios físicos, te da la bienvenida y te ofrece lo mejor. Empieza por ahí y ya veremos que pasa más adelante. Confía en el proceso y ábrete a lo que pueda suceder. El Yoga nunca te va a defraudar.


Gracias por tu compañía.


Ana


#yogaiyengar #yogaiyengarespaña #yogamum #yogavillanuevadelacañada #yogavillafrancadelcastillo #yogapozuelo #yogalafinca #yogaes24horas #yogatodoslosdías #yogamajadahonda #patanjali #yama #niyama #yogadeverdad #compromiso #doyourpractice #anacaneladayoga #yogaconniños #felizaño #transformación


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo